viernes, 30 de octubre de 2009

Canon EOS 7D. Too much noise...


What's a musician without an instrument? The answer is: a musician without an instrument. As simple as that. That's how I felt when I opened my DNG files in Lightroom from my brand new Canon EOS 7D. I love Canon machines. I'm a happy owner of one 5DMK2 and I wanted the 7D for backup camera for street photography. But my unit was a lemon. The noise was really visible at 200 ISO. I tested it with all my lenses and I could not believe the noise this unit produced. I returned it to my supplier and he checked it. The unit was obviously wrong. I was a little "traumatized" so I asked my money back ...

I'll wait until I'm confident again. Meanwhile I'm extremely happy with my amazing 5DMK2. This incident made me think about musicians and instruments. And I think it's fair to say that, for photographers, although many of them say they don't care about the camera, our instrument makes a big difference. And I'll go further... we establish emotional relationships with our machines in order to convey them our inner images to make them real through them.

That's why I cannot separate the images I take from the camera I use. We are co-authors. Click ;)

jueves, 29 de octubre de 2009

Flashforward

Esta temporada, la ABC ha estrenado una serie de TV que arranca con el mundo entero perdiendo el conocimiento durante dos minutos y pico. En el capítulo 4 hay una secuencia maravillosa a cámara lenta donde se ve cómo, en un parque lleno de gente, todos caen al suelo a la vez. Al fondo se ven automóviles chocando contra muros y un autobús sumergiéndose en un lago. El tema de una sociedad de bienestar que está dormida aunque parezca despierta es un espejismo que cada vez me encuentro más, tanto en fotografía como en cine. ¿Y qué me decís del furor literario que están provocando los vampiros? Tengo la sospecha de que, en un futuro, se verá con más claridad por qué muchos "creadores" tienen la necesidad de retratar un mundo narcotizado. Ayer mismo hice esta foto de un partido de pádel en el que perdí.

¿Qué está pasando? ¿No será que ya hemos muerto todos y empezamos a darnos cuenta? ¿Acaso la vida nos da pereza? En fin, me voy a ver si veo algo.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Una ONG alemana me ha comprado esta foto


Y me he puesto muy contento. Y les voy a dar la pasta (que es bien poca) a Ascode, que fue con quienes trabajamos en Senegal cuando hice esta foto. Soy muy majo...

Actualidad Simbólica


Leyendo el libro que la Fundación Mapfre editó sobre Walker Evans me encuentro con una definición que hizo el reverenciado maestro refiriéndose a la fotografía. Dicen que dijo que la fotografía es "el increíble instrumento de la actualidad simbólica". Esta frase es tan bonita y me hace sentir tan bien que he estado pensando que lo mismo podría decirse de la literatura. Bueno, me voy a echar un champú de farmacia que en otoño tengo el pelo más débil.

lunes, 19 de octubre de 2009

Redacción: "Por qué hago fotografías"


Cuando era pequeño pensaba que los espejos eran una máquina que se habían inventado los marcianos para que cuando me mirara viera la imagen de un niño normal y corriente y me fuera tan tranquilo pensando que era como los demás. Así que empecé a sospechar que a quien veía en el espejo no era a mí mismo sino a otro chico que se habían inventado los marcianos para hacerme creer que ese chico era yo. Me pasaba las noches enteras preguntándome cómo coño lo harían. Por fin se me ocurrió que los marcianos me habían puesto una cámara voladora invisible que me seguía a todas partes grabando todo lo que yo hacía, hasta cuando estaba en el water. Para más “inri”, yo pensaba que esa pequeña cámara proyectaba la imagen del niño ese cada vez que me reflejaba en un espejo y por eso nunca me veía a mi mismo tal como era realmente. Así que como mi obsesión era sorprender a los espejos, me pasaba el día intentando engañar a la cámara con un espejito que llevaba oculto y del que no me separaba nunca. Mi táctica era sacarlo en los momentos más inesperados para pillar a la cámara por sorpresa. Un día estuve a punto de verme pero la cámara fue más rápida que yo, con lo que llegué a la siguiente conclusión: los marcianos me han puesto un circuito en el cerebro al nacer y lo han conectado a la cámara por control remoto, de manera que pueden leer mi pensamiento y yo nunca podré sorprenderlos. Le dije a mi madre que me llevara al médico para que me hiciera una radiografía del cerebro pero mi madre se negó, confirmando así mi más audaz teoría: ¡mis padres también eran marcianos! Todos eran marcianos menos yo, el único superviviente de la invasión al que no se atrevieron a matar por una oscura profecía pero al que intentaron engañar con una máquina diabólica: el espejo. Ahora que soy adulto me doy cuenta de que mi fantasía no era tan descabellada, pero me doy cuenta demasiado tarde. Ahora yo también soy un marciano.

¿Por qué hago fotos? Para ver si existo...

domingo, 11 de octubre de 2009

Vuelta al Cole: blank paper


blank paper... otra vez en blank paper...

Los que hayáis seguido un poco este blog os habréis dado cuenta de que menciono las palabras “blank paper” en numerosas ocasiones y “Fosi Vegue” otras cuantas más.

Pues bien, ya es hora de que os revele quién es el padre de este blog (la madre soy yo).

El padre, (quien eyaculó miles de fotos y fotógrafos directamente sobre mis ovarios cerebrales), fue la escuela blank paper, personificada en este caso por mi profe, el capitán Fosi Vegue.

Acabo de empezar el curso anual en esta escuela/colectivo/secta (la temporada pasada hice el curso cuatrimestral) y ya es hora de que haga balance de este lugar.

Nota: Esto no es publicidad, ni un publirreportaje de esos de Nutrexpa.

Por qué me gusta “blank paper”:

Porque es una escuela de fotografía donde no te enseñan fotografía, te la descubren.
Porque el colectivo que la fundó es macarra y cañero (se van mucho de cañas).
Porque no incitan al lloriqueo, a la ñoñería o a la autocomplacencia.
Porque tienen una biblioteca de puta madre.
Porque les gusta tanto la fotografía, que aunque te laves las manos cien veces al día, te la contagian.
Porque están en Lavapies, que está a quince minutos de mi casa andando.
Porque los compañeros de clase somos muy diferentes entre nosotros pero tenemos en común que... somos muy diferentes entre nosotros.
Porque me río mucho en clase.
Porque pienso mucho en clase.
Porque hablamos mucho en clase.
Porque reírse, pensar y hablar no se fomenta mucho en las aulas y aquí sí.
Porque a veces lo paso mal porque no doy pie con bola (y eso... ¿me mola?).

Qué no me gusta de “blank paper”:

Que tenemos dentro del aula un portero automático o “telefonillo” que es un coñazo. Hay que dar a dos botones a la vez para abrir y casi siempre lo hago yo porque voy de guay.

Por cierto, muchos de los alumnos y profesores de blank paper tienen blogs de fotografía buenísimos. Os los iré presentando estos meses. Bueno, me voy a irme, que me voy yendo a dormirme.

viernes, 9 de octubre de 2009

Meet Cati Diedrich




Os presento a otra compañera del taller de fotografía con Roger Ballen. Cati se lo pasó teta con la idea de auto-retratarse en objetos y en otras personas. Cada vez me interesan más las "fotos-ejercicio", como las que me ha mandado Cati. Con estas imágenes no me siento inclinado a juzgar lo que veo sino a entrenar cómo miro. En fin, me voy a tomar unos Kellogs, que es lo que tomo por la mañana.