lunes, 14 de septiembre de 2009

La cosificación del alma: Hannah Starkey


El otro día en la librería de La Fábrica voy y me encuentro con esta fotógrafa. Y me quedo pillado. Y me toca los huevos identificarme con tanta indolencia, con tanto muerto viviente y con tanta derrota. Estoy exagerando un poco, ya sabéis.

Hannah Starkey nos presenta unos sujetos encarcelados en un mundo de diseño y aparente bienestar. Unos tipos y tipas que han caído en el olvidadero. Ya no se acuerdan.

Esto sí que es fotoperiodismo. Y nada, que me voy a tomar una píldora de mucopolisacáridos para los cartílagos, que los tengo un poco machacados.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Si te dicen que caí: Kerry Skarbakka


La ex-novia de uno de mis mejores amigos, Nani Rodríguez, me mandó un mail hablándome de Kerry Skarbakka. Me dijo que "imagino que lo conoces" pero no tenía ni idea de su existencia. Lo mismo que últimamente yo siempre me estoy muriendo, él siempre se está cayendo. Una cosa con la que me identifico mucho de este tío es que en su web pone "constructed visions". Una visión construida es una paradoja, sino un oxímoron. Las visiones son espontáneas y el hecho de construirlas despoja a la visión de su esencia. Eso es lo que no me mola de mis fotos construidas. Me encanta cuando se me ocurre una imagen, me encanta prepararla, me encanta ejecutarla y luego, cuando la veo, aún cuando algunas se parecen mucho a lo que tenía en la cabeza, me quedo frío. Y eso me jode. Me jode un montón...

jueves, 3 de septiembre de 2009

Basura Subliminal


I introduce you a new series I'm working on. Subliminal Trash is about "branding even in disposal". The pictures are taken in a trashy way either to respect the feeling I have when I encounter the dirty subliminal dying brand's echoes. I confess I may be inspired by "American Surfaces" from the great Stephen Shore.

martes, 1 de septiembre de 2009

¿Qué es más real, la foto o la modelo? El caso Dijkstra.



Estoy a punto de irme a la cama y recibo un correo de una mujer que me dice que se ha encontrado a sí misma en el vídeo del libro de Rineke Dijkstra que subí hace algo más de un mes a YouTube y que publiqué en este blog. Y me cuenta que hace 4 años se enteró de que su foto llevaba tiempo pululando por los museos. Y entonces me da por pensar que todos tenemos otras vidas que no conocemos y que viven a su aire haciéndose pasar por nosotros. Y que la foto es una impostora. Y entonces me doy cuenta de que no. De que es más probable que los impostores seamos nosotros. Y me doy cuenta porque me acuerdo de eso que escribió Susan Sontag sobre la fotografía: "...there is something predatory in the act of taking a picture. To photograph people is to violate them, by seeing them as they never see themselves, by having knowledge of them that they can never have; it turns people into objects that can be symbolically possessed...". Vale tía. Es verdad esto de que la foto tiene algo de "depredadora" y que "viola" a los sujetos porque los ve como ellos no saben verse y tal y cual pero lo que a ti te parece chungo a mi me encanta. ¿Cómo debería sentirse la chica (de 31 años ya) que se re-descubrió en el trabajo de Dijkstra, ¿ofendida?, ¿violada?, ¿cosificada? Si quiere sí. Pero si quiere, también puede sentir una misteriosa sensación de nostálgica inmortalidad. Una pizca de euforia desesperanzada. Un sueño presente de un pasado de sí misma. No me digas que no mola más esto que sentirse violada. De hecho, esta mujer, parece encantada. Viva la foto!!!